¿Cómo evitar que tus prendas se desgasten?

Lavandería
02·12·2020 6 min de lectura

Aprende cómo lavar tu ropa oscura para que luzca siempre como nueva.

Si quieres mantener el color de tus prendas oscuras, es importante que conozcas la manera de evitar que sus tonos se vuelvan opacos. Sigue estos sencillos pasos para mantener el color en tus prendas y que luzcan siempre como nuevas.

1) Revisa las etiquetas.

Cada prenda tiene diferentes indicaciones de lavado. Antes de lavar tus jeans negros, observa la etiqueta y lee las instrucciones de lavado. Las telas se opacan debido a pequeños desgarres, los cuales exponen las fibras, causando que la tela se vea opaca y desgastada.

Esto es normal y sucede en todas las prendas, pero cuidarlas con mayor atención puede ayudar a que las fibras se mantengan durante más tiempo.

2) Ajusta el ciclo de lavado.

Antes de colocar tu ropa en la lavadora, revisa que tipo de ciclo es recomendado: normal o delicado. Los ciclos delicados son más cortos, por lo cual son una muy buena opción para el lavado de prendas en tonos oscuros.


3) Separa tu ropa por colores.

Es un hecho muy conocido que debemos separar las prendas claras de las oscuras, para así evitar que las oscuras tiñan a las prendas blancas. Sin embargo, también puede ayudar a evitar que la pelusa se quede en la ropa oscura. Antes de comenzar el ciclo de lavado, separa por colores tu ropa y después, por tipo de tela.

Si las telas gruesas (como la mezclilla) se mezclan con telas más delicadas en el ciclo de lavado, el roce puede causar desgaste en las prendas, haciéndolas ver más opacas.

4) Sigue la guía de lavado.

No puedes controlar cómo se mueven tus prendas dentro de la lavadora, pero hay pasos que puedes seguir para evitar que tus prendas favoritas se dañen.

Primero, voltea tus prendas y asegura los sujetadores (botones, zippers, ganchos) para evitar que rocen la tela de tus prendas y dañen las fibras.

También, ten cuidado de no sobrecargar tu lavadora, el exceso de carga no solo causa mayor trabajo, también causa que existan más roces entre la ropa.

El detergente que uses también es importante. Asegúrate de elegir la opción que responda mejor a las necesidades de cuidado de tus prendas.

Elige agua fría siempre que sea posible, ya que el agua caliente desgasta y daña las fibras de la tela. Finalmente, considera usar suavizante de tela, ya que este cubre las fibras y ayuda a reducir los roces.

Artículos relacionados: